Home Deportes DESPIERTAN LOS DODGERS Y MASACRAN A LOS BRAVOS
Deportes - octubre 14, 2020

DESPIERTAN LOS DODGERS Y MASACRAN A LOS BRAVOS

Una sola entrada bastó para que los Dodgers lograran finiquitar el juego tres ante los Bravos después de que anotaran 11 carreras durante su primera aparición al plato. Al final se impusieron 15-3 y están de regreso en la lucha por ir a la Serie Mundial.
Corey Seager, el toletero que mejor bateó por la novena angelina en los primeros dos encuentros, comenzó el desfile con un doble que remolcó a Mookie Betts. Kyle Wright logró retirar a un par de elementos e incluso por un instante parecía que la ventaja sería mínima, pero llegó el poder de Joc Pederson y Edwin Ríos, quienes mandaron la pelota a las tribunas de manera consecutiva.
El manager Brian Snitker tuvo suficiente; el abridor de Atlanta salió por la puerta de atrás. Para su mala suerte, el relevo tampoco pudo detener el inspirado ataque. Después de llenar nuevamente las bases, Max Muncy conectó un Grand Slam por todo el prado derecho.
La oncena de rayitas se convirtió en un hito por ser la mayor cantidad en la historia que se ha conseguido en un solo episodio de un partido de postemporada. Antes de que Julio Urías subiera a la lomita, el desafío ya estaba sentenciado.
El zurdo tuvo una labor de menos a más; en el comienzo estuvo lejos de ser dominante y Cody Bellinger llegó a su rescate con una gran atrapada a un batazo de Ozzie Albies que amenazaba con darle esperanza a su equipo en el Globe Life Field.
La fiesta de cuadrangulares continuó con el mismo Bellinger, más adelante Seager también la sacó. A través de un jonrón de Cristian Pache, finalmente los Bravos rompieron el cero, pero ya habían tirado la toalla.
Las grandes estrellas Freddie Freeman, Ronald Acuña Jr. y Travis D’Arnaud salieron del juego para mantenerse frescos de cara al duelo de este jueves. Del otro lado, Mookie Betts también dejó el diamante pronto en el encuentro.
Urías se logró asentar sobre el montículo. El lanzador mexicano salió de la lomita tras cinco entradas; sus números quedaron en 101 pitcheos, tres imparables, una carrera y recetó cinco ponches.
Con el partido definido, el resto se convirtió en trámite; ambos managers recurrieron a la parte floja de su bullpen. El taponero Kenley Jansen, quien ha tenido una complicada postemporada, ingresó para tomar confianza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

THAUVIN, A UN PASO DE CONVERTIRSE EN TIGRE

Los Tigres de la UANL volverían a romper el mercado de traspasos con un super fichaje en e…